Arabia Saudita no es para todo el mundo, ¿sabes?

Si buscas un sello más en tu pasaporte, estás en el lugar equivocado.

Si lo que quieres es vivir la hospitalidad sincera de su gente y adentrarte en un país fascinante y desconocido, con el corazón y la mente abierta, entonces estás en el lugar indicado. 

De nuestra mano, en Arabia Saudita te espera una rica historia, petroglifos milenarios, la necrópolis más bella que han visto jamás tus ojos, paisajes de película, y una amabilidad y generosidad única en el mundo.

 

¿Qué Arabia Saudí quieres vivir?

 

 ¿Quieres vivir una de las mejores experiencias de tú vida?

Nosotros nos encargamos de hacerlo realidad

Qué ver y visitar en tu viaje a Arabia Saudita

Jeddah, la puerta de entrada a Arabia Saudita

Ciudad abierta al mar, es el cruce de caminos entre los peregrinos que a lo largo de los siglos han acudido de todos los rincones del mundo a la ciudad santa del Islam, y las grandes rutas comerciales de las especias y el incienso.

Esta fusión de culturas le otorga a Jeddah una personalidad única, tanto como su tan característica arquitectura.

Recorre las callejuelas del barrio Al-Balad, que  tienen un encanto muy especial. Los comerciantes hicieron de él su hogar construyendo los primeros rascacielos con celosías y ventanas de madera que solo es capaz de traspasar el viento, y desde los que ver si ser vistos. 

La artesanía de sus ventanas y balcones, unida a sus armónicos colores marrones y pastel, hacen que te enamores de este barrio, la joya de Jeddah. 

De día sus calles estrechas y sus preciosos edificios te llevan a hacer un viaje en el tiempo y cuando cae el sol, el barrio te envuelve con su vida, un hervidero donde en cada esquina puedes dejarte llevar por el olor del incienso que se mezcla con el colorido de su artesanía, mientras escuchas el melódico sonido que llama a los fieles a la oración. 

Jeddah es un imprescindible en tu viaje a Arabia Saudita.

Riad, la capital de Arabia Saudita

Tras los modernos y altos rascacielos y una ciudad llena de centros de negocios, descubre la historia y la tradición de Arabia Saudita. 

Piérdete por sus bazares y empápate de su auténtica esencia.

La hospitalidad sigue muy presente en la capital de Arabia Saudita, tanto, que te acogen con una sonrisa sincera y mirándote a los ojos, te invitan a conversar, e incluso puede que hasta a tomar un café con dátiles.

En Diriyah haz un viaje al siglo XVIII. Como si no hubiera pasado el tiempo, recorre sus callejuelas y piérdete por sus casas de adobe. Detrás de cada puerta de madera hay una fascinante historia que descubrir.

La ciudad que vio nacer a la actual Arabia Saudita se ilumina cuando cae la noche, con las luces y sombras parece una ciudad distinta, como sacada de las mil y una noches.

AlUla, la joya de Arabia Saudita

Frótate los ojos, no estás soñando, aunque parezca un paisaje de otro planeta, es tan real que podrás tocarlo con tus propias manos. 

Grandes formaciones rocosas van surgiendo a tu paso desde la carretera, regalándote un horizonte único, un paisaje tan bello que no podrás dejar de mirarlo.

De día su dorado colorido pinta el paisaje por completo, cuando cae el sol, el cielo se cubre por con su hipnótico manto de estrellas 

Pero en AlUla te esperan muchos más tesoros.

 

Hegra, el tesoro nabateo de Arabia 

Entre las arenas del desierto te esperan las ruinas arqueológicas más vírgenes del planeta. Un lugar que pocos ojos han visto.

Entra en territorio prohibido, en una de la necrópolis más bellas del mundo, en Hegra, la segunda ciudad nabatea más importante del mundo después de Petra. Te deja sin palabras, nada puede igualar la belleza de este lugar sagrado.

 

El reino perdido de Dadan

Mira como los arqueólogos siguen trabajando por sacar a la luz los reinos perdidos de Dadan y Lihyan, que también convirtieron AlUla en su hogar.

Contempla con tus propios ojos sus impresionantes tumbas excavadas en la roca, las tumbas de los leones de Dadan.

Pero no solo eso, esta civilización nos dejó otro gran testimonio, más de trescientas inscripciones y petroglifos que te rodean cuando te adentras en el desfiladero.

 

Maraya, el edificio de espejos más grande del mundo.

AlUla tiene una historia milenaria, pero también es vanguardia de arquitectura y diseño. 

En pleno desierto y reflejando su belleza, se encuentra el auditorio de Maraya, el edificio de espejos más grande del mundo. 

Un edificio que se integra tanto en el desierto, que parece invisible, un espejismo y nunca mejor dicho.

Medina, la ciudad sagrada del Islam

 

Territorio prohibido para los no musulmanes hasta hace apenas un par de años, Medina, la segunda ciudad más sagrada del Islam, te recibe con la calma de la que pocos lugares en el mundo pueden presumir.

Nota la paz y la serenidad que transmite tanto esta tan particular ciudad y sus hospitalarios habitantes.

Vive algo único, como la vida de la ciudad sagrada se para por completo cinco veces al día. Ríos y ríos de gente de todos los rincones del planeta, vestidos con sus ropas más tradicionales, acuden a la Gran Mezquita del Profeta para cada oración, permitiéndote acercarte por primera vez en siglos a su espiritualidad única.

Siente que todo en Medina gira entorno a la Gran Mezquita del profeta, la mezquita que construyó Mahoma y bajo cuya característica cúpula verde está enterrado el profeta del Islam. 

Toda esta zona es territorio prohibido para los no musulmanes.

Disfruta también de otro de sus grandes tesoros, sus pequeños, dulces y carnosos dátiles que se deshacen en tu boca y comprueba porque están considerados por muchos como los mejores dátiles de Arabia Saudita.

Tabuk, las maravillas naturales de Arabia Saudí

Tabuk sigue siendo un cruce de caminos, en su día lo fue con su estación de tren que conectaba las ciudades sagradas de Damasco y La Meca y hoy lo es entre la naturaleza más virgen y el futuro más vanguardista. 

Tabuk es la puerta de entrada a la ciudad futurista The Line, la ciudad lineal y ecosostenible del proyecto NEOM y lo es también al paisaje más salvaje de Arabia Saudita.

Mientras en Wadi Dissah te espera un oasis verde en el corazón de las montañas rocosas, en el desierto de Jibal Hisma disfruta de un paisaje que parece sacado de otro planeta, grandes macizos y formaciones rocosas extraordinarias, que hacen de este lugar una de las maravillas naturales más impactantes de Arabia Saudita.

Otros lugares increíbles que ver en Arabia Saudita

 

Además de estos imprescindibles en un viaje a Arabia Saudita, el país esconde otras joyas: los maravillosos paisajes submarinos del Mar Rojo en los que las tortugas se esconden entre los coloridos corales, islas paradisíacas de aguas cristalinas, acantilados infinitos en el desierto, ciudades de adobe y construcciones únicas.

Tu viaje a medida a Arabia Saudita con Siente Arabia

En tu viaje a Arabia Saudita con Siente Arabia ajustamos el itinerario a tus tiempos e intereses. Vive experiencias únicas, nota como la brisa del desierto acaricia tu rostro, adéntrate en la naturaleza más virgen, contempla paisajes de otro planeta, respira el aire fresco del oasis en pleno desierto, siéntete un pionero rodeado de arqueólogos y conecta con la calidez y la hospitalidad única de su gente.

Y todo ello de la mano del mejor servicio, con nuestros guías locales cuya pasión es acercarte a los tesoros de su tierra, en alojamientos integrados en el paisaje y con coches 4×4 para que puedas acceder a la naturaleza más salvaje con todas las comodidades .

Formulario de contacto Siente Arabia
Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
¿Cómo te llamas?
Diseñaremos el viaje que se adapte mejor a tu personalidad.
Te contestaremos en español, pero nos ayuda a saber que tipo de experiencias podemos ofrecerte.
Detállanos si ya sabes las fechas en las que quieres viajar, que te gustaría ver en el país o quieres que te orientemos nosotros y cualquier otro deseo o preferencia que nos pueda ayudar a diseñar el viaje perfecto para ti.